13 de abril de 2024

Cánceres ginecológicos familiares

Los cánceres ginecológicos familiares tienen que ver con una historia en la familia y con un screening que se hace con respecto a la genética.

Con este concepto el Dr. Del Longo inicia la segunda parte de la entrevista a la oncóloga Dra. Betania Mascheroni.

Cuándo uno se alerta y tiene que pensar en este tumor ginecológico ya sea de útero, de ovario, de trompas  o de mamas con la paciente que tiene enfrente? y cuándo pensamos que puede estar relacionado con una herencia?

En primer lugar, la edad. Una paciente que tiene menos de 40 ó 45 años y desarrolla un cáncer de ovarios, de útero, de mamas, ya debe tener un screening  genético. Por  la edad, sin factores de riesgo y sin antecedentes familiares, debe hacerse el screening, el famoso BCRA 1 y BCRA 2, ya sea en su secuenciación simple o completa. Es un estudio que antes no estaba disponible en todas las pacientes, se pedía en algunas muy seleccionadas,  por ejemplo con antecedes familiares de  primero y segundo grado, judía ashkenazi, herencia paterna o materna, ucraniana, polaca. Hoy veo pacientes que no tienen antecedentes hereditarios y lo pido. Hay que buscar las mutaciones genéticas en las pacientes jóvenes, no sólo porque condiciona su descendencia – la paciente quiere saber porque tiene  hijas- sino porque tiene implicancias terapéuticas.

La Dra. Mascheroni  explica que primero se indican cirugías reductoras de riego, que son indiscutibles. Javier acota el ejemplo de la actriz Angelina Jolie. Luego continúa la oncóloga.  En segundo lugar hoy hay tratamientos médicos  que se modifican si se tiene un BCRA mutado. Por ejemplo existe un cáncer de mama llamado triple negativo que se estudia y se clasifica. Una paciente con un triple negativo y un BCRA mutado se beneficia hoy con una terapia blanco molecular, si no lo tiene se beneficia con inmunoterapia.

El detalle específico de la doctora permite comprender que  el escenario terapéutico hoy del cáncer de mama es amplio, con mayores herramientas actuales. Desde el punto de vista de la práctica médica cambia el esquema del tratamiento .

Hay una gran variedad de la patología, en este caso cáncer de mama, que puede ser individualizado y tratado el tipo en consecuencia e manera de ampliar no solamente los tipos sino el bagaje de tratamiento, dice Del Longo.

Lo mismo ocurre con el cáncer de ovario, hasta no hace mucho teníamos el diagnóstico y  no podíamos dar la medicación, muchos problemas para conseguirla, hoy  se ha aprobado un escenario muy amplio de terapias, se puede recetar la medicación. El estudio genético del BCRA a v veces es costoso, a las obras sociales les cuesta entender que estos datos nos van a servir como herramienta de tratamiento. Hay que pedirlo cuando la paciente llega, como prevención.

La Dra. Mascheroni comenta que el equipo de genética del Hospital Madariaga se ocupa de realizar los estudios de valoración genérica,  como un gran aporte. También los laboratorios privados están llevando a cabo nuevo análisis.

Antes de finalizar, la oncóloga quiere destacar la importancia de la vacunación para los pacientes con cáncer.  Indica que es necesario colocar las dos vacunas juntas, contra la gripe y la neumonía, para desarrollar la inmunidad.  (video completo a continuación)

Dr. Javier Del Longo – Ginecólogo – MO 1280

Dra. Betania Mascheroni – Oncóloga – MO 4560