13 de julio de 2024

vision test with a par of spectacles or eyeglasses offering a clear and sharp vision on the vision test. Ophtalmology and healthcare concept. 3d render, 3d illustration

Los oftalmólogos de Misiones atienden siguiendo un protocolo de bioseguridad que ellos elaboraron, aprobado por el Ministerio de Salud provincial y el Colegio de Médicos.

En el mes de marzo la Asociación de Oftalmólogos de Misiones eligió nueva comisión directiva y desde entonces ocupa la presidencia la Dra. Nadia Flores, de la ciudad de Puerto Rico. La nueva gestión coincidió con el inicio de la cuarentena debido a la pandemia de COVID, entonces comenzó una serie de reuniones virtuales con asociaciones de oftalmólogos de otras provincias argentinas y de países europeos donde ya tenían los contagios de coronavirus. Esto permitió la toma de decisiones de forma conjunta y la elaboración de un protocolo con las pautas a seguir para la atención de los pacientes. Todos los oftalmólogos que integran la asociación misionera se rigen por este documento.

La Dra. Nadia Flores da algunos detalles de cómo es la atención en consultorio a partir de esta adecuación que debieron incorporar los profesionales, quienes continúan atendiendo las distitnas patologías de la visión. «El paciente o los familiares para sacar un turno ahora por seguridad, lo hacen por vía telefónica o una sola persona va a sacar el turno y se retira». La médica realiza una descripción de las medidas que indica el protocolo en cuanto a la recepción del paciente, la distancia en sala de espera, uso de lavandina y alcohol, manejo higiénico de papeles y dinero, uso del barbijo, si las personas ingresan con bolsos donde puedan llevar alimentos, etc. » Sólo puede ingresar el paciente si es un adulto y acompañado si es un niño, o si es un discapacitado con un adulto mayor. Ya no puede ir el grupo familiar a la consulta, tampoco con bolsos ni con alimentos. Se le pide que vaya al baño en lo posible antes en su casa para  que no sea una vía de contaminación el del consultorio».

«Hemos tenido que reestructurar toda la consulta. Antes de que ingrese el paciente el médico ya se higienizó las manos, ya se puso en primer lugar su barbijo, antiparras, su gorra y luego el camisolín y guantes, aunque también puede tener ambo y botas como si fuera  a estar en un medio para operar a un paciente. Se tiene en cuenta como estamos en una cercanía extrema con el paciente, a veces 20 centímetros, para tomar la presión ocular. Es importante observar las medidas de higiene. Nosotros cuando se va el paciente tenemos que desinfectar todo lo que tocó y sacarnos el camisolín, el guante, depositar todo en un cesto, cambiarnos para después poder volver a atender al otro paciente».

Eso les significa a ustedes también un refuerzo permanente de todo el equipo que se ponen con cada paciente..

«Lleva mucho tiempo para hacerlo correctamente y por eso son espaciados los turnos. Lo importante es que la persona puede hacer en estos momentos un control de ojos y no dejarse estar .También en el protocolo de bioseguridad está descrito que las enfermedades crónicas  deben ser controladas, las urgencias por supuesto, para tener una orientación de prioridades. Cabe destacar que hemos acercado a las obras sociales y prepagas con las que trabajamos, al Colegio de Médicos de la provincia de Misiones, quien ha aprobado el protocolo, lo ha revisado,  el consentimiento informado de los pacientes cuando ingresan al consultorio. Y la verdad es que en un momento nos preocupaba y nos sigue preocupando  el hecho de que toda esta reestructuración de la consulta está siendo realizada por el médico, con los costos a nuestro cargo».

Actualmente la asociación tramita con las obras sociales y empresas de salud prepagas un reconocimiento de los gastos en equipos de protección e higiene.

Dra. Nadia Flores – Oftalmóloga – MO 4969