21 de julio de 2024

El 60 por ciento de las personas mayores de 60 años tiene presión alta. Sólo una parte lo sabe y se trata.

El Dr. Javier del Longo entrevista al cardiólogo Dr. Mariano Olmedo. (la nota completa en video adjunto)

Qué es la hipertensión arterial ?

«Es una condición en la cual, un parámetro que usualmente medimos con el tensiómetro, es la presión que tiene la sangre adentro de las arterias, se encuentra por encima de valores – tiene que entenderse muy bien- que  son convencionales. Se ve quiénes están más en riesgo, se les toma la presión. A partir de este valor consideramos que el paciente está en riesgo de sufrir las complicaciones  como el infarto cerebrovascular , el infarto de miocardio, y los problemas renales sobre todo la insuficiencia renal que es la que lleva a la diálisis en su estadio final «.

Cuál es cuál es la medida que por convención tomamos últimamente?

«Hace un año próximamente teníamos un valor que estaba tomado en forma unitaria por las sociedades científicas a nivel mundial y hace un año más o menos la Sociedad Americana de Cardiología fue un poquito más dura y bajó ese nivel a un valor un poquito más,  que está casi siempre entre 13 y 14. Algunas sociedades  han puesto un valor un poquitito más bajo entre 130 y  85, y eso hizo de que tengamos más pacientes con el diagnóstico hipertensión».

El Dr. Olmedo detalla la importancia de la prevención primaria, es decir tatar tempranamente la hipertensión para evitar complicaciones futuras  que derivan de la hipertensión y  forman otras enfermedades graves y crónicas.

A qué edad habría que concurrir a un médico clínico y que le tomen la presión ?

«Un tercio de los adultos tienen, hay que dividirlo en dos, nosotros en general la población de más riesgo nuestra es la de 60 años para arriba. En general se dice que el paciente mayor de 60 años, un 60 por ciento tiene hipertensión. Lo que pasa que el tercio de ese 60% sólo la mitad está tratado o conoce su enfermedad, se habla de la regla del 50%. El 50% de los mayores de 60 usualmente tienen la enfermedad, de ese 50  el 50%  sabe que tiene la enfermedad, el otro no lo sabe, de ese 50 % que sabe sólo el 50 está tratado y recibe medicación. Un gran porcentaje o la mitad de los pacientes que saben que tienen hipertensión  no reciben tratamiento y además de ese 50% que está tratado sólo el 50 por ciento está controlado. Es decir el paciente tratado y bien controlado es menor del 20 %».

La hipertensión de usualmente comienza a partir de los 40 años aunque no es tan infrecuente antes, actualmente existe mucha obesidad infantil , muchos adolescentes con mala alimentación, sedentarismo y se está viendo cada vez más hipertensión en  jóvenes y adultos. Es fundamental de que el pediatra tome la presión a  los chicos y adolescentes.

El Dr. Del Longo agrega que entender  la patología crónica hace que también entienda que tiene que concurrir con el médico para que le regule. El paciente que sabe que tiene que estar tratado, de que está controlado, que no solamente hay que diagnosticar más sino que hay que tratarla y que después que controlarla también la hipertensión.

» Esto nació mucho antes,  básicamente las primeras nociones de tratar de bajar la sal de la dieta,  con todas las asociaciones alimentarias para bajar la cantidad de sodio de los alimentos y eso fue el puntapié inicial para después sacar el Día de la Hipertensión, porque primero  teníamos un día como de concientización de la alimentación sin sal.

Qué hacen con las medidas extras respecto a la presión arterial?

«Donde más hincapié hacen en este día es en el control de la alimentación y sobre todo el control de la sal. La mayoría de los que son hipertensos o de los que no son hipertensos y desarrollan hipertensión muchas veces  es por el exceso de sal en la alimentación.

Los pacientes que vienen bien tratados por hipertensión y de repente vienen a consulta porque se les subió la presión, casi siempre hay algún desarreglo alimentario que tiene que ver con un cumpleaños o esto de la pandemia que está haciendo hacer una alimentación diferente a la habitual, comprando mucha comida. Casi siempre tiene que ver con la alimentación y el exceso de sal. Es fundamental el peso al igual que en la diabetes, en la hipertensión el peso va de la mano. Casi siempre nuestros cálculos son que cada 5 a 10 kilos de más que tiene el paciente hay 5 a 10 milímetros de mercurio más de exceso de la presión o por lo menos es lo que podemos reducir cuando el paciente baja ese peso. La actividad física también es fundamental.

Agrega el Dr. Olmedo tener en cuenta de » tomar la medicación en forma regular. Al paciente con hipertensión hay que hacerle entender y muchas veces cuesta,  que su presión está bien gracias a que toma la medicación y no que se curó porque tomó un tiempo la medicación. Suele pasar que como cualquier otra enfermedad crónica, el paciente empieza a tomar la medicación, le baja la presión, se regula en los niveles que tienen que ser y el paciente dice ahora que llegué a donde tengo que llegar dejo la medicación. Tiene que entender que tiene esa presión bien gracias a la medicación y la va a seguir teniendo en tanto siga las actividades no farmacológicas, las indicaciones, y  tome la medicación en forma regular sin saltear las tomas que en el caso del hipertenso es todos los días».

Dr. Javier Del Longo – Ginecólogo – MO 1280

Dr. Mariano Olmedo – Cardiólogo – MO 3653