19 de julio de 2024

La OMS alerta sobre las reaperturas apresuradas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la reapertura prematura de las actividades puede causar “situaciones que nadie quiere”, en momentos en que la pandemia de coronavirus sigue avanzando con firmeza en América y reapareciendo en un número creciente de países que creían haber dejado atrás el pico de contagios.

Los especialistas comentaron que entendiendo totalmente la presión que sufren algunos gobiernos, se recomienda buscar un equilibrio entre la contención del coronavirus y la reapertura de actividades. La pandemia continuó avanzando de manera implacable en el continente americano, que ya tenía cinco países entre los diez con más contagios y cuatro entre los diez con más decesos.

En Estados Unidos es por lejos el país más afectado con una cuarta parte de los casos y los fallecimientos en todo el mundo. El estado de Florida ha tenido récord diario de nuevos contagios. En los últimos 13 días aumentaron 76% las internaciones por coronavirus, 86% la ocupación de camas de terapia intensiva y 124% el uso de respiradores mecánicos, según datos oficiales.
En Brasil -segundo país con más casos y más muertes por coronavirus-, el presidente Jair Bolsonaro, quien permanecía aislado tras haberse contagiado, pidió no obstante a gobernadores y alcaldes que “comiencen a abrir el comercio lo más rápido posible porque, en caso contrario, los problemas se van a agravar y mucho”.

En Perú -quinto país con más contagios y décimo con más defunciones, pero a la vez entre los que mayor cantidad de pruebas hacen y con una alta tasa de recuperación de infectados-, los médicos convocaron a una huelga nacional de 48 horas a partir del miércoles próximo, a la que podrían sumarse otros trabajadores de la salud, en protesta por la falta de equipos de protección y testeo para ellos, y por la demora en el pago de sus sueldos.

Perú fue uno de los primeros países de América latina en imponer una cuarentena estricta pero, como no acompañó esa medida con un buen abastecimiento de recursos y protección para los trabajadores en la primera línea del combate a la pandemia, no logró frenar los brotes masivos en hospitales y mercados y entre la Policía.

En Colombia -sexto país en América y decimonoveno en el mundo con más casos-, las autoridades de Bogotá anunciaron que darán marcha atrás al proceso de reapertura gradual iniciado en junio y volverá a regir una cuarentena estricta, en turnos de dos semanas según los barrios de la ciudad, debido al acelerado ritmo de contagios del nuevo coronavirus.
Fuera de América continuó creciendo la cantidad de países que volvieron a tomar precauciones al haber detectado rebrotes después de considerar superada la peor etapa de propagación del virus.

En España, Extremadura volvió a implantar el uso obligatorio de tapabocas en los espacios públicos, tal como ya lo habían hecho Cataluña y las islas Baleares, y lo analizaban al menos otras cuatro autonomías.

En Italia, el primer ministro, Giuseppe Conte, reveló que el gobierno estudiaba la posibilidad de extender hasta fin de año el estado de emergencia por la pandemia, luego de que la cantidad de contagios en el país aumentara por tercer día consecutivo.

En Israel, el Gobierno ordenó cerrar numerosos barrios en varias ciudades tras registrar un nuevo récord diario de contagios y el primer ministro, Benjamin Netanyahu, admitió que reabrió “demasiado rápido” la economía después de la primera ola de infecciones.

Además, Hong Kong volvió a disponer el cierre de las escuelas a partir del lunes próximo, en Japón volvió a batirse por segundo día seguido el récord diario de contagios en Tokio y en Australia, el estado Victoria se convirtió en el primero en el país en recomendar el uso de tapabocas tras detectar un rebrote en su capital, Melbourne.

Fuente TELAM