25 de febrero de 2024

Gastroenteritis: causas y métodos para aliviar los síntomas

El principal público de riesgo de la gastroenteritis aguda es el grupo etáreo de bebés lactantes y niños hasta 5 años de edad. Según la Organización Mundial de la Salud, son 1.700 millones los casos anuales de cuadros infantiles a nivel global.

Una de las causas más preocupantes de la gastroenteritis es la contaminación del agua, la cual puede portar microorganismos causantes de esta infección y otras enfermedades diarreicas. Las consecuencias, en ocasiones, podrían ser mortales.

¿Qué es la gastroenteritis?

La gastroenteritis es una inflamación de la membrana interna del intestino, originada por un virus, por ciertos parásitos o una bacteria.

Algunas de las bacterias más comunes que generan esta enfermedad son la salmonella, estafilococo, escherichia coli y campylobacter jejuni.

En cuanto a los virus, el rotavirus, norovirus, adenovirus entérico y astrovirus, son los principales responsables.

Y, finalmente, en el caso de los parásitos, son identificados como los más frecuentes el Giarida lamblia, Cryptosporidium y Entamoeba histolytica.
Causas de la gastroenteritis

La gastroenteritis se puede transmitir por:

  • La contaminación del agua y los alimentos ingeridos
  • El contacto con personas infectadas, sin tener el conocimiento de ello.
  • Los microorganismos responsables de esta enfermedad también pueden estar presentes en utensilios como platos, vasos y cubiertos, motivo por el cual la principal recomendación sanitaria para su prevención es la higiene de las manos y de estos objetos.

Otros grupos de riesgo

  • Además de los niños menores de 5 años, existen otros grupos de la población considerados públicos de riesgo de gastroenteritis:
  • Personas con problemas inmunitarios, pacientes de tratamientos como quimioterapia, o portadoras de VIH
  • Habitantes de espacios comunes compartidos como hostels, residencias de estudiantes, y etc., en los que las normas de limpieza no estén claramente definidas y controladas.
  • Adultos mayores y ancianos, especialmente quienes se encuentran en hogares y geriátricos.

En todos estos casos es necesario reforzar las condiciones de higiene y aplicar controles severos sobre ambientes como el baño y la cocina.

¿Cómo aliviar los síntomas y molestias de la gastroenteritis?

La gastroenteritis es una enfermedad molesta y dolorosa para sus pacientes. Entre sus principales síntomas se encuentran:

  • Las diarreas frecuentes y permanentes
  • Náuseas y vómitos
  • Fuertes dolores abdominales
  • Si el cuadro es agudo, se presentarán como síntomas los dolores de cabeza y la fiebre.

Existen otros signos típicos secundarios de la gastroenteritis, que están relacionados a la deshidratación que esta enfermedad produce. Por ejemplo:

  • Sequedad bucal y labios cortados
  • Vértigo, mareos y confusiones
  • Color amarillo oscuro en la orina
  • Hipotensión arterial

Para aliviar todas estas molestias y transitar el cuadro (que tiende a durar aproximadamente 4 días), lo más recomendado es beber grandes cantidades de agua para combatir la deshidratación, que es una de las consecuencias más peligrosas de la gastroenteritis.

Si los síntomas se intensifican o prosiguen por más tiempo del considerado como normal, será indispensable recibir atención médica para evaluar el estado de la infección.
Cómo prevenir la gastroenteritis

La gastroenteritis es una enfermedad muy común en países subdesarrollados, en los que la población no tiene acceso a agua en condiciones inocuas.

En tal sentido, organizaciones como la OMS trabajan para consolidar junto a los gobiernos políticas que reviertan esta situación, especialmente cuando los pacientes de riesgo son los niños menores de 5 años.

Particularmente en la Argentina, la vacuna antirotavirus forma parte del Calendario Nacional de Vacunación gratuito y obligatorio, lo que constituye una gran medida de prevención de la gastroenteritis.

Además, existen determinados alimentos a los que se les debe prestar especial atención en cuanto a la higiene, como por ejemplo a los vegetales, o las comidas elaboradas con huevo crudo, ingrediente que es propenso a portar la bacteria Salmonella.
¿La gastroenteritis tiene cura?

Afortunadamente, sí. La gastroenteritis viral se cura de forma espontánea y la duración del cuadro no suele superar los 5 días.

Durante su transcurso, lo más recomendado es desarrollar una dieta estricta (líquida) y consumir agua con sueros orales, que repongan todas las sales y minerales perdidos por la deshidratación causada por los vómitos y diarreas.

En cuanto a las soluciones farmacológicas, no suelen ser empleadas. Los antibióticos (recomendados con poca frecuencia en casos en que la gastroenteritis es producto de una bacteria), pueden afectar la flora bacteriana, también conocida como «microbiota».

Y los medicamentos dispensados para detener los vómitos no suelen causar mucho efecto en los pacientes en cuadros de gastroenteritis aguda. Por esta razón, la mayoría de los médicos no suelen recetarlos.

Lamentablemente, la gastroenteritis es una enfermedad molesta y sin demasiados recursos para atenuar los dolores y malestares típicos de la infección. Lograr un estado de relajación y contar con buena compañía, podrían ser herramientas complementarias de gran ayuda para los pacientes.