20 de abril de 2024

En Posadas se trabaja en el denominado período de interbrote del dengue. Al efecto se toman medidas preventivas y refuerzan políticas de acción antes del próximo verano. La Municipalidad de la ciudad junto al Ministerio de Salud provincial han delineado estrategias de acción sobre el control rutinario de criaderos y la eliminación de residuos en los lugares con alto riesgo de transmisión. También fortalecen la campaña de sensibilización y alerta de la población sobre los peligros de los criaderos en los hogares y cuya proliferación se desarrolla durante los meses de mayor calor.

El mosquito elige preferentemente los lugares frescos y oscuros de las casas, ya que no resiste las temperaturas extremas. Dentro de la vivienda, la hembra busca los recipientes con agua generalmente limpia como floreros, botellas, baldes, tambores o cubiertas de automóviles para depositar sus huevos, por eso es muy importante vaciar, tirar y voltear estos recipientes para que el mosquito no se reproduzca. Ya que, sin criaderos no hay mosquitos.

“Tal como recomiendan nuestros expertos este es momento para ponerse en acción con la eliminación de los criaderos y complicarle la vida al mosquito”, expresó el intendente de Posadas Leonardo Stelatto. «Si ahora, al principio del ciclo, logramos bajar la cantidad de criaderos, vamos a retrasar la circulación de cualquiera de estos virus”.

Los especialistas resaltan la importancia del equilibrio en el medio ambiente y la reducción de las fumigaciones que se llevan a cabo para controlar al vector del dengue. Destacan que un ecosistema sano, también contribuye a la salud.