13 de abril de 2024

Cafeína y salud: cuáles son los beneficios de consumirlos, según estudios científicos

Para empezar el día, mientras se trabaja o para estudiar. Como única compañía, o para ser compartido. Frío o caliente. En taza, en vaso, o en un mate. Muchos son los motivos y las circunstancias de su consumo. El café, el té y la yerba mate, son sin dudas las infusiones más consumidas que contienen cafeína. Su popular consumo es un hecho. Lo que no está del todo claro son los efectos en la salud ya que siempre existieron algunos temores y advertencias en torno a su ingesta. Un estudio hizo foco en los efectos positivos en la salud.

Entre los usos positivos, el estudio remarcó su consumo para reducir la fatiga, como tratamiento para la apnea del prematuro en lactantes o en analgésicos para aliviar el dolor. También explicó que en una porción típica, el contenido de cafeína es más alto en café, bebidas energéticas y tabletas de cafeína; intermedio en té; y el más bajo en refrescos. Además, describió que los adultos eligen predominantemente el café mientras que los más jóvenes, los refrescos y el té.

Sobre los efectos perjudiciales para la salud, se explican en relación a las altas cantidades de ingesta y a la edad de los consumidores.

En estos casos puede provocar ansiedad, inquietud, nerviosismo, disforia, insomnio, excitación, agitación psicomotora y un flujo de pensamiento y habla divagante.

Por lo tanto, se recomienda a las personas que consumen bebidas energéticas que verifiquen el contenido de cafeína y eviten el consumo elevado (más de 200 mg de cafeína por toma). Además de evitar combinarlas con alcohol.

Se observó la genética de 500 mil personas en el Reino Unido y su mortalidad. El 80% de las personas tomaban café con una edad promedio de 55 años. Los estudiaron 10 años. El resultado dio que los que tomaron café, en todas sus variantes, tuvieron una mortalidad menor que los que no lo hicieron”. Y por último habló sobre el mate y té: “También contienen cafeína y por lo tanto todos sus beneficios salvando que no tienen los polifenoles que están en el café. Y por último el cacao puro, no industrializado, es excelente debido a su contenido en catequina y epicatequina.

Cuando el cacao es molido y asado cambia su nombre a cocoa. Una vez que se le agrega azúcar y grasas para su comercialización, pierde la mayoría del beneficio que aportan sus flavonoides.