23 de septiembre de 2023

Día Internacional de la Sordera ¿Hay peligro de perder la audición por el uso excesivo de auriculares?

Qué tener en cuenta durante las horas de teletrabajo o enseñanza de forma virtual para proteger los oídos. Cómo se diagnostica y cuáles son las soluciones.

La pandemia cambió la forma en que se trabaja en todo el mundo y también en nuestro país. Según datos recientes que se desprenden de una encuesta de la IAE Business School de la Universidad Austral, 42% de las empresas tiene a más de la mitad de su personal trabajando de manera remota.

Es probable que muchas de esas personas utilicen auriculares y/o teléfonos celulares para comunicarse. Otro grupo a prestar atención son los estudiantes, quienes asisten a sus clases de manera virtual en similares condiciones.

Entonces, es viable pensar a qué secuelas se expone su salud por el uso de estos dispositivos electrónicos con auriculares.

¿Se puede producir una pérdida de la audición?

Sí. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que si el ser humano se expone a fuentes sonoras cuya intensidad sea igual o superior a 120 dB puede generar daño auditivo en solo segundos. Además, si el oído recibe intensidades iguales o superiores a 85 dB durante 8 horas o más, también va generando un daño auditivo que al igual que en el caso anterior es de carácter irreversible.

¿Tenemos herramientas para combatir este problema?

Sí, algo muy simple: lo único que tenemos que hacer es utilizar un volumen moderado (hasta 60% del volumen máximo que nos ofrecen nuestros dispositivos) y tomar descansos frecuentes. Los expertos aconsejan descansos durante 5 minutos cada 30 minutos de escucha o, como mucho, cada 60 minutos. En cuanto a los tipos de auriculares, la mejor opción para la salud son los circumaurales (los que envuelven por completo la oreja) con cancelación del ruido.