13 de abril de 2024

El 30% de las personas fallecidas por Covid-19 menores de 60 años tenía diabetes

Uno de cada tres personas menores de 60 años que fallecieron por coronavirus tenía diabetes, en tanto que quienes no tienen la enfermedad controlada presentan peores pronósticos frente al coronavirus, informó Gabriel Lijteroff, director del Comité Científico de la Federación Argentina de Diabetes (FAD) en el Día Mundial en que se conmemora esta patología.

“Del 20 al 50 por ciento de las internaciones por coronavirus tienen diabetes, y tanto en la bibliografía internacional como en las estadísticas nacionales se vio que alrededor de un 30 por ciento de los fallecidos menores de 60 años tiene diabetes”, señaló Lijteroff.

Añadió que “también estamos viendo en la práctica cotidiana muchas personas que debutan con diabetes a partir de que tienen Covid-19, lo cual está haciendo sospechar en una relación de acción directa del virus sobre el páncreas”.

El especialista explicó además que “un mejor control metabólico de las personas con diabetes hace que una vez que se infectan disminuye la chance de que lleguen a enfermarse, y cuando se enferman es mejor el pronóstico que si la infección llega con un mal control”.

«Por otro lado, ha habido informes de deterioro severo del control glucémico en pacientes con diabetes tipo 2 con Covid-19 que requieren dosis excepcionalmente altas de insulina, según un informe publicado por la revista especializada Diabetes&Metabolism el 27 de octubre del 2020», describió.

Lijteroff indicó que “estamos aprendiendo día a día porque la Covid-19 es una enfermedad muy nueva pero hasta el momento lo que entendemos es que hay una relación entre el coronavirus y el metabolismo de las grasas, pero no sabemos si a futuro, por ejemplo, las personas que debutaron con diabetes en el contexto de tener Covid van a seguir con diabetes o se va a revertir”.

“Se calcula que cerca de 4 millones y medio de argentinos tienen diabetes y que la mitad no lo sabe. Del total, casi el 90% tiene diabetes tipo 2, una variante en general de la adultez, pero que está viéndose cada vez con más frecuencia en niños y adolescentes, asociada al sobrepeso y al estilo de vida sedentario”.

Fuente TELAM