13 de abril de 2024

Procedimiento endovascular por primera vez en el Hospital Madariaga

Por primera vez en un hospital público de Misiones se realizó un procedimiento endovascular de alta complejidad. Se trató de la colocación de un implante de válvula aórtica transcateter que tuvo lugar en el Hospital Escuela de Agudos Dr. Ramón Madariaga.

El responsable del sector de Hemodinamia Dr. Ernesto Duarte, mencionó que el procedimiento se llevó a cabo en una paciente de 88 años, de Posadas, que no podía operarse a través de otras técnicas, por tener alto riesgo quirúrgico. “Presentaba una patología denominada estenosis aórtica, con un área de 0.6, situación crítica que determinaba un pronóstico de vida a corto plazo”.

La paciente pudo irse de alta a los poco días pues se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, que se concreta a través de la inserción de un catéter.

En relación al procedimiento, el Dr. Duarte explicó que duró dos horas, se concretó siguiendo protocolos, tanto para el éxito del procedimiento como para el resguardo de la paciente, en el marco de la pandemia. A las 24 horas, salió de la unidad coronaria y pasó a una sala de internación”.

En la cirugía participaron varios profesionales de diferentes disciplinas y personal de sistemas. Además del Dr. Ernesto Duarte, estuvieron en el procedimiento el Dr. José Luís Lazarte, el Dr. Carlos Alberto Babi, el Dr. Juan Manuel Sosa y el Dr. Fabián Vallejos. Durante el proceso de recuperación estuvo la Dra. Valeria Franciosi y el equipo médico de recuperación.

“Disponer de un equipo de alta complejidad, en un Hospital Público, integrado por un recurso humano capacitado, con experiencia y con tecnología de punta, hace posible que podamos dar respuesta a los pacientes que requieren tratamientos endovasculares, que antes se trataban en el ámbito privado o eran derivados a Buenos Aires. Para mi es un gran honor ser parte de esto”.

Historia del procedimiento

Se realizó por primera vez un implante de válvula aórtica transcateter, denominado TAVI, en un ser humano, el 16 de abril de 2002 en Ruán (Francia), por un equipo dirigido por el Dr. Alan Cribier. Posteriormente se comenzó a hacer en todo el mundo, en pacientes que tenían un alto riesgo quirúrgico, luego incluyeron en casos moderados y hoy también tiene indicación en casos de bajo riesgo quirúrgico. La tasa de complicación fue bajando, a medida que fueron mejorando los dispositivos y los médicos fueron adquiriendo más experiencia.