19 de julio de 2024

Ovitrampas para combatir el dengue en Misiones

Misiones aplica el uso de sensores de oviposición, más conocidos como ovitrampas, como una de las herramientas de monitoreo y vigilancia del mosquito Aedes aegypti. Hasta la fecha solamente los municipios de Posadas, Garupá, Oberá y Puerto Rico incorporaron este método de vigilancia, que lleva adelante el Ministerio de Salud Pública.
El funcionamiento
Los sensores de oviposición que se colocan en las viviendas son recipientes de plásticos que en su interior tienen agua y papel Kraft para que el mosquito hembra deposite sus huevos. Ambos sensores (interno y externo) de plásticos tienen suficientes perforaciones para envitar la acumulación de agua en caso de que lloviera. También contienen larvicida (bti) para el caso de que algún huevo eclosionara.


La tarea de los vecinos
Las trampas se ubican a una distancia de 500 metros cada una. Cuando se colocan los sensores se explica al vecino sobre el control de los mismos, tanto externo como interno y cómo eliminar larvas en el caso de detectarse durante el control que debe realizar cada 5 días.
Los agentes municipales de saneamiento ambiental o del Ministerio Salud Pública pasan cada 15 días para la reposición con nuevos sensores de las mismas características. Los datos permiten conocer el comportamiento del vector.
En esta etapa es importante remarcar que el monitoreo y vigilancia sólo se puede llevar adelante con la responsabilidad social de los vecino.