21 de julio de 2024

Cómo es la vacuna de Sinopharm que se aplica en Argentina

La vacuna china Sinopharm, autorizada con carácter de emergencia por el Ministerio de Salud argentino en febrero pasado, es del tipo «inactivada» ya que contiene una versión del virus alterada genéticamente, lo que le impide reproducirse y desarrollar la enfermedad pero genera una respuesta inmune en el organismo, y tiene la ventaja de que requiere menos fríos que otras.

Tres millones de estas vacunas, que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizó para inmunizar a menores de 60 años, llegarán al país a partir de la próxima semana, tras la firma el miércoles de un contrato entre el Gobierno y la Corporación Grupo Farmacéutico Nacional Chino, informaron fuentes oficiales.

Esas dosis se sumarán a la primera tanda de 1 millón de vacunas Sinopharm que arribaron en la última semana de febrero y fueron distribuidas entre las provincias para su aplicación a docentes menores de 60 años ante el inicio de clases presenciales en todo el país. Misiones la recibió y está aplicando.

La vacuna requiere de dos dosis que deben aplicarse con 21 a 28 días de diferencia y puede transportarse y almacenarse a una temperatura de entre 2 y 8° grados, lo que facilita la logística de distribución y resulta una ventaja frente a otras como la de Pfizer, que requiere una refrigeración de -70 grados.

Tras la aprobación a finales del 2020 por la Administración Nacional de Productos Médicos de China para su uso de emergencia, ya se aplicaron unos 44 millones de dosis dentro y fuera del país asiático.

También fue autorizada en Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Egipto, Jordania, Camboya, Irak, Morocco, Serbia, Pakistán, Seychelles y Hungría, el primer país de la Unión Europea en darle su respaldo, y Perú firmó un acuerdo de compra con Sinopharm para acceder a unas 30 millones de dosis.