13 de julio de 2024

Toxoplasmosis: transmisión y prevención

El Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” informa a la comunidad sobre toxoplasmosis, la transmisión y prevención.

La toxoplasmosis es una enfermedad producida por un parásito que se elimina en la materia fecal de los gatos.

La transmisión a las personas no es por contacto directo con estos animales. Se producen por ingestión de carne contaminada y mal cocida, o por consumo de agua o verduras contaminadas con heces de gato y mal lavadas.

En la mayoría de las personas, la infección es asintomática. La enfermedad puede afectar el cerebro, los pulmones, el corazón, los ojos o el hígado.

Quienes deben extremar los cuidados son las mujeres embarazadas para evitar la infección, ya que la enfermedad puede causar secuelas graves en el feto o incluso provocar un aborto, de acuerdo al momento de la gestación en que se produzca. También deben cuidarse los pacientes inmunocomprometidos, como personas trasplantadas o portadores de VIH. La detección de la patología se realiza a través de un estudio de sangre de rutina solicitado por el médico.
A modo de prevención, se recomienda recolectar diariamente las heces de los gatos (que sólo pueden transmitir el parásito luego de las 48 o 72 hs. de la evacuación) , limpiar diariamente la bandeja sanitaria de los gatos y lavarse bien las manos posteriormente a manipular la bandeja sanitaria y cocinar bien la carne y lavar bien las verduras antes de consumirlas. Es conveniente extremar estas medidas en los casos de mujeres embarazadas y en pacientes inmunocomprometidos.