13 de julio de 2024

Cómo dormir a los bebés cuando lloran

El diario El País de Madrid publica un estudio realizado por japoneses en el que explican la importancia del movimiento para calmar el llanto de los bebés.

Cuando un bebé llora la reacción inmediata de quienes están con él es alzarlo y mecerlo para que se calme.

No siempre el sistema funciona, y si lo hace, dura poco tiempo suficiente para que se calme y duerma.
Un estudio realizado en el centro de investigación RIKEN de Japón y publicado este martes en la revista Current Biology, ha encontrado una fórmula para ayudar a los padres a tranquilizar a los niños cuando lloran y conseguir que se queden dormidos.
La mejor técnica es pasear con el bebé en brazos durante cinco minutos. Así se relaja. Una vez que se queda dormido, sentarse de cinco a ocho minutos y luego acostarlo en la cuna.
Ese tiempo permite que el bebé pase de la primera fase del sueño, que es más ligero, a la segunda, en la que se estabiliza.
Según una de las autoras de la investigación, Kumi Kuroda, investigadora del centro japonés. “Con este sistema, un 65% de las madres conseguían dejar a su hijo sin que se despertase».

 

Los científicos compararon cuatro métodos: pasear con los niños en brazos, permanecer sentados mientras los cogían, dejarlos en una cuna estática y utilizar una cuna mecedora. Tanto el primero como el último método conseguían calmarlos, por lo que se sugiere que no es suficiente sostener a los niños cuando se alteran y es necesario el movimiento. Después de esos cinco minutos de paseo, ninguno lloraba y el 45% se había dormido.
No tiene que ser exclusivamente la madre quien lo haga, puede ser el padre o cualquier persona que se ocupe del bebé.
El movimiento únicamente sirve en la primera fase para calmar a los niños, pero no cuando están dormidos. Una vez que ocurre esto y su sueño se estabiliza, los estudiosos aseguran que descansan mejor si están acostados que si permanecen en los brazos.