13 de julio de 2024

Nueva línea de tratamiento del Alzheimer

La Enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia entre las personas mayores y afecta la capacidad de llevar a cabo las actividades diarias. Se produce un deterioro continuo del pensamiento y del comportamiento.

Es una patología mencionada con cierta frecuencia. Por comentarios de familiares de un paciente que viven esa situación en la casa, por ejemplo. También ciertas bromas cuando la memoria falla, se asignan al «alemán». Ha sido tema de películas argentinas y extranjeras. En redes suelen aparecer ejercicios recomendados para evitar el Alzheimer.

No existe tratamiento que cure esta enfermedad.

La semana pasada publicamos una nota realizada el Dr. Emanuel Silva, neurólogo, sobre el accidente cerebro vascular (AVC). También lo consultamos acerca de si han surgido novedades con respecto a modificaciones o avances para el tratamiento del Alzheimer.

«A pesar de que el panorama no es tan alentador, se ha descubierto una nueva línea de tratamiento y estoy hablando de los últimos tres a cuatro años. Son medicamentos, anticuerpos monoclonales que evitan la acumulación de una proteína tóxica que degenera las neuronas del cerebro en la enfermedad de Alzheimer que son las proteínas del beta amiloide. Si bien esto es tremendamente alentador, lo malo que tiene esta medicación -que ya se autorizó en Estados Unidos y Canadá- es que tiene una larga lista de efectos adversos. Esto limita mucho su uso. Es alentador porque abre una gran línea de investigación».

 

Los ejercicios de letras o todos los días redactar algo, hacer muchos juegos, de alguna manera dilatan la aparición del Alzheimer?

«Uno debería hacer la siguiente salvedad: está demostrado que el Alzheimer o en realidad todas las demencias degenerativas, especialmente la más común de todas que es el Alzheimer, afectan más a países debajo de desarrollo socioeconómico. Los niños nacidos en países más pobres generalmente tienen menor acceso a educación y a cuidados nutricionales de la salud. Un cerebro mal nutrido y pobremente educado tiene muchas más chances de tener enfermedad de Alzheimer. El efecto protector de la educación, del estímulo cognitivo en el cerebro es mucho más poderoso en las primeras dos a tres décadas de la vida. Sin embargo, así como el músculo uno lo fortalece ejercitándose, está demostrado que ejercitar toda la vida del cerebro también da beneficio».

Como sucede con muchas enfermedades, el tipo de vida que realizamos, los cuidados y la prevención, pueden ser determinantes.

El Dr. Silva agrega: «Cuanto más amor, cariño, menos violencia, mayor educación y mejor nutrición tenga un niño, tiene muchas menos chances de tener enfermedades degenerativas en el futuro. Eso, por un lado, y por otro lado está demostrado también que lo que aumenta el riesgo de infartos en el corazón y de infartos en el cerebro son los factores de riesgo cardiovascular. El tabaquismo, la hipertensión arterial, el colesterol elevado, la diabetes, también aumentan el riesgo de Alzheimer».

Los países más desarrollados del mundo como Islandia, Finlandia, Suecia, Noruega, también tienen decenas de miles de personas con enfermedades. No se trata solo de afecto nutrición y educación, hay cuestiones genéticas también.