13 de julio de 2024

Se ha identificado causa de la gastroenteritis en Florianópolis 

Un equipo de  la Universidad Federal de Santa Catarina aisló norovirus en muestras de pacientes y ambientales; son 3241 las personas atendidas desde el inicio de año, lo que supera los registros del último brote, en 2016.

Los análisis de muestras asociadas con la epidemia de diarrea aguda en Florianópolis ya dieron los primeros resultados: un equipo de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC) identificó la presencia de norovirus, una de las principales causas –la más importante en países con estadísticas más rigurosas– de brotes de gastroenteritis aguda. Ya son 3241 las personas, entre turistas y residentes, atendidas en unidades de pronta atención (UPA), sobre todo en las que funcionan como unidades centinela en el norte y sur de la isla.

Ayer, autoridades sanitarias del estado de Santa Catarina informaron que los casos se extienden hacia el norte a otras ocho localidades balnearias.
El microorganismo [por el norovirus identificado] es un agente patógeno y su presencia representa un problema de salud pública”, advirtió la investigadora Gislaine Fongaro, coordinadora del laboratorio donde siguen investigando muestras ambientales y fecales del brote. “Se recomienda enfáticamente aumentar la vigilancia en pacientes y agua, así como en muestras de alimentos, principalmente de consumo directo o mínimamente procesados, vegetales y otros”, agregó.
Este fin de semana, el área de Epidemiología de la Secretaría de Salud de Santa Catarina confirmó que también registran casos en otras ocho localidades balnearias hacia el norte del estado: Camboriú, Bombinhas, Itapema, Navegantes, Peña, Balneario Picarras, Porto Belo e Itajaí.
Además del agua, la transmisión puede ser por el consumo de alimentos contaminados y los aerosoles de las heces y los vómitos de pacientes infectados.

Recomendaciones para evitar contagios

  • Evitar deshidrataciones.
  • Lavarse las manos con agua y jabón o desinfectante a base de alcohol.
  • Beber agua habilitada para el consumo.
  • No mezclar alimentos cocidos y crudos en ningún momento.
  • Consumir alimentos (sobre todo carnes) que estén completamente cocidos y consumir productos lácteos pasteurizados.
  • Verificar la fecha de caducidad de los productos alimenticios elaborados.
  • Lavar adecuadamente frutas y verduras, evitar consumirlas crudas y sin pelar.
  • No bañarse en playas no aptas.
  • Evitar tragar agua de mar y llevar animales a la playa.