25 de febrero de 2024

En principio parece una moda. Se practica en varios países de Europa, especialmente en Reino Unido. Se hizo más popular últimamente cuando el príncipe Harry de Inglaterra mencionó que lo usó en el parto de sus hijos.

El «gas de la risa» es un analgésico formado por 50% de óxido nitroso y 50% de oxígeno que ayuda a reducir el dolor durante las contracciones. Tiene un efecto analgésico, disminuye la sensación de dolor y tiene acción relajante.

Entonox es el nombre del producto que aclaran los especialistas, no quita el dolor totalmente, solo lo alivia. Lo eligen las mujeres que quieren tener un parto lo más natural posible. A diferencia de la anestesia peridural que quita todo el dolor.

El óxido nitroso o gas de la risa, se emplea en medicina como anestésico volátil.Se utiliza en odontología y en pacientes pediátricos.

Además de su uso médico, tiene muchas aplicaciones en la industria alimentaria y automovilística.

 

Droga de la risa

El tema que preocupa es su uso entre los jóvenes, como producto recreativo. En algunos países se ha puesto de moda  inhalarlo, incluso se aplica en forma de globos en las fiestas. La droga es barata, fácil de conseguir y tiene efectos de corta duración.

Uno de los inconvenientes es que mezclada con el alcohol, puede producir riesgos severos.
Los efectos inmediatos del gas de la risa incluyen euforia, entumecimiento del cuerpo, sensación de sedación, mareos, risas incontroladas, descoordinación, visión borrosa, confusión, debilidad y cansancio.

El gas de la risa puede provocar una risa falsa. La sensación real que se experimenta puede ser muy desagradable. Su uso es  en forma recreativa es peligroso. Hay otras alternativas para conseguir la risa más sana.