13 de julio de 2024

La obesidad está considerada una epidemia global, por lo cual se promueven formas de prevenirla y tratarla.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al sobrepeso y la obesidad de la siguiente forma: “Son una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud”.

La obesidad es el incremento del peso corporal asociado a un desequilibrio en las proporciones de los diferentes componentes del organismo, en la que aumenta fundamentalmente la masa grasa con anormal distribución corporal.

El sobrepeso y obesidad se producen de manera gradual, es decir, por lo general el aumento de peso se da poco a poco, debido al consumo excesivo de alimentos ricos en azúcares y grasas, como: refrescos (bebidas gaseosas), bebidas alcohólicas, botanas, harinas, alimentos elaborados con exceso de grasas, aderezos y frituras, entre otros.

 

¿Por qué el sobrepeso y la obesidad son un problema de salud?

Más del 50% de la población en Argentina tiene exceso de peso. Esto aumenta el riesgo de tener más de 200 problemas de salud, como por ejemplo: diabetes, hipertensión arterial (presión alta), enfermedades respiratorias crónicas, enfermedad de los riñones, del hígado y algunos tipos de cáncer.

Es un problema de salud crónico, no aparece en un día ni se soluciona en una semana.

 

¿Qué podemos hacer para prevenir y controlar la obesidad?

La alimentación saludable y la actividad física son medidas efectivas para prevenir y controlar la obesidad. Algunas recomendaciones para incorporar en la rutina diaria:

  • Realizar 4 comidas al día: desayuno, almuerzo, merienda y cena.
  • Aumentar el consumo de frutas, verduras y de pescado.
  • Elegir leche, yogur y queso preferentemente descremados.
  • Disminuir el consumo de alimentos ultraprocesados con mucha azúcar, grasa y/o sal como las golosinas, productos de copetín, fiambres, embutidos y bebidas azucaradas.
  • Preferir alimentos preparados en casa sin agregado de sal al cocinar. Reemplazar la sal por condimentos como orégano, pimienta, ajo, perejil, romero, tomillo.
  • El alcohol aporta calorías y no aporta nutrientes. Limitar su consumo.
  • Realizar al menos 150 minutos de actividad física a la semana a intensidad moderada, sumando como mínimo bloques de 10 minutos. Agregar dos sesiones semanales de ejercicios de fortalecimiento muscular.

 

La importancia de la actividad física

Para bajar, mantenerse y cuidarse, un poco de ejercicio y una buena alimentación te van a ayudar a controlar el peso y sentirse mucho mejor.