13 de abril de 2024

Para sonreír y mostrar que están lindos los dientes

La visita al dentista también forma parte de la prevención y del cuidado de la salud. La odontología ha cambiado mucho, incorporando nuevas prácticas, equipamiento y productos. Que podemos aprovechar si vamos a la consulta.

Le preguntamos a la Dra. Delia Ortiz Pereyra, odontóloga, si tenemos el hábito de hacer un control periódico de dentadura

«Si, tanto los chicos como los adultos. Por suerte es bastante habitual que los padres lleven tempranamente sus hijos a control. Las nuevas generaciones ya tienen el hábito de los padres. En cambio nosotros, los de 50 años para arriba,  hemos este sufrido la pérdida dientes, la ortodoncia, las caries, sufríamos más. Ahora además de los controles,  cuidan el cepillado y la alimentación.

Primero el cepillado

«Cuando vienen los pacientes al consultorio,  lo primero que hacemos es decirle que hay que cepillarse, mostramos lo que es la placa bacteriana,  -siempre digo así como te miras al espejo para peinarte, mirate después de cepillarte-.

En general los jóvenes tienen buenos  hábitos de higiene bucal y los más grandes, sí tuvieron pérdidas dentarias, se hacen implantes, no tantas prótesis removibles».

La higiene sin dudas es fundamental para mantener la dentadura. Pero desde hace un tiempo se suma la moda de los dientes blancos, blanquísimos, parejos. Muchos personajes famosos adhieren a esta moda. La Dra. Ortiz Pereyra es clara y práctica.

«Muchos buscan la parte estética como blanquearse la dentadura. Hay extremos que no me gustan. Yo hago blanqueamiento si realmente es necesario. Los dientes no son blancos. La estética está para hacer arreglos pequeños, de desgaste de dientes o caries. Se utilizan materiales del mismo color del diente y las bocas quedan prácticamente como si no tuvieran ningún  arreglo.

Existen distintas formas de reconstruir sin llegar al perno o a la corona también. Tampoco exagerar porque el esmalte tiene un límite, para el blanqueamiento los productos bastante abrasivos, quedan bien pero sin abusar».

Qué son las carillas?

» Ahora están de moda las carillas. Consiste en un desgaste del diente de la parte de adelante, se toman impresiones, todo computarizado y en 3D. Colocan unas carillas blancas y enormes, no me gustan. El diente no es blanco, es de color marfil, tiene tonalidades entre los amarillos y los grises, es un hermoso color. Buscan ese blanco  que después con el tiempo empieza a retraer las encías. Me parece bien el blanqueo a partir de cierta edad, cuando los dientes se vuelven amarillos, desparejos. En general prefiero hacer una buena limpieza, con mucho cuidado. Para los arreglos estéticos existen muchos materiales excelentes.

Además de los productos para blanquear, se utiliza la lámpara de luz halógena para activarlos. Se empareja el tono, queda más lindo. Hay tener cuidado después con el café, el mate, mantener buena higiene bucal».

Cada vez se busca más blanquear y mejorar la dentadura. Hay gente de 50 años o más que elige hacer tratamientos de ortodoncia para enderezar dientes. Antes era impensado, la ortodoncia se hacía solamente a los niños. Ahora los mayores eligen hacerla y son fabulosos  los materiales, todo se ha modificado mucho.

«Lo que más me pido a mis pacientes es el buen cepillado, les enseño y aconsejo el cepillo. Usar un cepillo lo más suave posible para no retraer encías y la pasta también para mí es secundaria, no necesitas comprarte una pasta cara para poder cepillarte bien los dientes. A los niños prefiero decirles que se cepillen con agua. Y para los adultos no poner tanta cantidad de pasta en el cepillo. También  sirve el hilo dental pero hay que saber usarlo».

Y el irrigador se puede usar?

» Me gusta mucho el irrigador. Es un aparatito que tiene un depósito para el agua, con varios picos y velocidades. Se usa después del cepillado por si en algún sector de la boca quedó algo. Es como una pequeña  hidrolavadora que completa la limpieza. Tampoco es necesario usar tanto enjuague bucal. Si se cuidan bien los dientes, no se precisan tantas cosas. Cuando sangran la encías  es porque hay un poco de sarro y placa bacteriana».

Sencillo. Una clase para seguir cuidando los dientes y sonreír con confianza.