21 de julio de 2024

Faringitis: no es alarma, es alerta para cuidarnos

Continúan las noticias reportando la situación por la aparición de casos de faringitis en Argentina.

Es bueno tener información, aprender cómo desenvolvernos, sin alarmarnos .

Consultamos nuevamente a la Dra. Liliana Arce, infectóloga pediatra, que siempre nos detalla con claridad para comprender lo que sucede con las infecciones y cómo debemos actuar.

«En este momento en nuestro país existe una situación de alerta contra una bacteria que se llama estreptococo betamolítico del grupo A  que normalmente produce un espectro de enfermedades muy amplio que van desde la faringitis, es decir infección de la fauces, también infecciones de la piel como el impétigo que son lesiones como granitos costrosos en la piel, la escarlatina que es una enfermedad que tiene faringitis pero aparte tiene todo un rash en todo el cuerpo, mucha fiebre, también puede provocar celulitis que es una infección que está por debajo de la piel».

 

Es distinto esta vez?

«Las que nos preocupan ahora son las formas de infecciones invasivas que provoca esta bacteria que pueden tener realmente potenciales de muerte. Normalmente son responsables de 500 mil muertes anuales en todo el mundo. El reservorio es el humano, es decir que la persona puede transmitir a otra persona, es de contacto a contacto, y lamentablemente a veces hay gente que es portadora esta bacteria sin tener la enfermedad, la puede trasmitir sin tener síntomas».

A nivel internacional, en diciembre el 2022 ya hubo una alerta de Organización Mundial de la Salud sobre un aumento número de casos en regiones europeas. Francia, Irlanda, Países Bajos Suecia, Reino Unido, reportaron aumento considerable de esta enfermedad de forma invasiva.

 

Qué significa la forma invasiva de la enfermedad?

«Significa que la bacteria ya se localiza en lugares, en sistemas, en órganos. Son enfermedades mucho más graves porque están en torrente sanguíneo y puede provocar meningoencefalitis, neumonías, artritis y  el famoso shock tóxico que es una enfermedad muy grave donde sí están afectados varios sistemas y órganos de del cuerpo.

A nivel nacional estamos en la semana epidemiológica 26. Ya se confirmaron 118 casos, eso significa un aumento del 281 por ciento respecto a 2019, un incremento muy considerable y sobre todo en los tres eventos invasivos que son la meningoencefalitis, las infecciones respiratorias agudas sobre todo neumonía, las bacteremias y el shock tóxico. De esas 118 personas han fallecido 17 con la niña de Paraná ayer.

En Misiones según el Sistema Nacional de Vigilancia, hubo sólo un caso que no ha producido muerte.

 

Cómo se manifiesta la enfermedad?

«Esta enfermedad tiene un período de incubación de aproximadamente de uno a tres días.

Empieza con el contacto con una persona enferma que tiene la bacteria en su vía respiratoria superior y que puede a través de la voz, tos, de las secreciones, compartir un vaso, estar en un lugar cerrados sobre todo cuando hace frío.

La forma más frecuente es la faringitis, que es un dolor de garganta intenso, fiebre repentina, con ganglios que se notan por debajo de la zona del maxilar, a veces sudado en la garganta, pero que no tienen síntomas de resfriado. Una faringitis por estreptococo no tiene generalmente agua nasal, rinorrea, tos ni disfonía».

Existe la posibilidad que después de una virosis podamos tener como complicación una faringitis, pero la mayoría de las veces la faringitis es de fiebre brusca, dolor de cabeza, a veces vómitos, dolor de garganta, aparición de sudado de la garganta, adenopatía.

 

Y cómo se detecta?

«La forma de hacer el diagnóstico es siempre con un cultivo de las fauces, mediante un hisopado y detectar la bacteria. Eso es lo más correcto que debemos hacer ante toda faringitis para no medicar con antibióticos lo que no corresponde.

Tenemos que tener en cuenta que las formas invasivas se pueden presentar con un cuadro respiratorio como cualquiera de los virus, como una neumonía, una meningoencefalitis o un dolor intenso cabeza, vómitos, alteración de la conciencia. Se puede presentar con una artritis que es infección dentro de las articulaciones y también como este síndrome del shock tóxico que realmente es un cuadro muy atípico y que generalmente todos los médicos estamos muy atentos a la forma de presentación de esta enfermedad sobre todo cuando el paciente entra grave en la guardia».

La Dra. Arce aclara que no se ha visto en este aumento del estreptococo que se deba a un cambio en la estructura de la bacteria. Sí se sabe que estuvo muy bien guardada durante la infección por SARS CoV 2. Estas virulencias de todos los virus y ahora esta bacteria que estuvieron sin hacer sin producir casos, la virulencia se presenta cuando reaparece.

«Lo más importante en este momento son los cuidados y la atención de la población. Los médicos, primero debemos estar en alerta. Los boletines de las sociedades científicas, informes epidemiológicos, si leemos, vamos a tener bien las pautas».

 

Qué hacer en este momento?

«Estar alerta, porque es una enfermedad que se da en una incidencia mayor entre los 0 a 9 años, también en la adulta suele producir estos casos invasivos. Es importante concurrir a la consulta. Ante la presencia de fiebre de nuestros hijos, no automedicarlos, no usar antibióticos que nos da el tío o la vecina. Ante un cuadro febril ir al médico».

Una vez más la Dra. Are recuerda entre otras medidas a tener en cuenta:

  • Evitar la concurrencia de lugares públicos si se tiene fiebre, dolor de garganta y otros síntomas.
  • No ir a la escuela, al trabajo.
  • Completar los calendarios de vacunación sobre todo de influencia y COVID.
  • Lavarnos las manos permanentemente
  • La persona enferma no tiene que compartir vaso por lo menos 24 horas después de tomar antibiótico
  • Ventilar los ambientes de la casa
  • No automedicarse
  • Completar el calendario de vacunas

«Esto no es una alarma, es una alerta para la población, es tener cuidado, responsabilizarse y concurrir al médico. Aunque las noticias sobre los casos y los muertos asusta, no nos paralicemos. Con responsabilidad actuemos. Llevemos al médico a nuestros hijos ante un cuadro de fiebre que seguramente en este momento todos están alertados y todos están incluidos para saber qué deben realizar».