21 de julio de 2024

Mitos y verdades sobre el cáncer

Si desmitificamos conceptos erróneos sobre el cáncer, podemos promover una mayor comprensión y conciencia sobre la enfermedad, lo que a su vez puede contribuir a la prevención y el tratamiento efectivo.

  • El cáncer es hereditario, sólo se presenta en personas con familiares que tienen o tuvieron cáncer
    El cáncer no siempre es hereditario. La mayoría de los casos se dan en personas que no tienen antecedentes familiares. Sin embargo, algunos tipos de cáncer sí se desarrollan con más frecuencia en ciertas familias que en el resto de la población. Por ejemplo, los de piel, mama, ovario, próstata y colon se reiteran a veces en varios miembros de una familia.
  • La depresión, la angustia y el estrés pueden causar cáncer
    El hecho de que una persona esté deprimida, triste o con estrés, no genera un riesgo mayor de tener cáncer. No existe ninguna evidencia científica que lo demuestre.
  • Los edulcorantes artificiales causan cáncer
    Muchos alimentos tienen edulcorantes como la sacarina y el ciclamato. Las denominadas bebidas “light” contienen en su mayoría compuestos como el aspartamo. Estudios realizados en poblaciones humanas no evidenciaron hasta el momento que produjeran cáncer.
  • Si los tratamientos médicos fallan, las terapias alternativas son una posibilidad fehaciente de curarlo
    Las terapias alternativas pueden ser un acompañamiento de los tratamientos que realice una persona, según las indicaciones médicas. La práctica del reiki, por ejemplo, permite el control de los efectos que pueden producir algunos tratamientos, o la tensión y sufrimiento que puede causar el estar enfermo. Otras, como el consumo de jarabes o sustancias derivadas de insectos o reptiles no sólo no aportan al tratamiento, sino que además pueden interferir negativamente. Por eso, es importante consultar siempre al médico acerca de la posibilidad de su uso.
  • No hay nada que una persona pueda hacer para evitar el cáncer
    Varias pautas de vida saludable favorecen la reducción del riesgo de enfermar: una alimentación rica en frutas, verduras y legumbres, baja en grasas y carnes rojas; la actividad física regular; mantener el peso corporal en índices normales, evitar el tabaco y disminuir la ingesta de alcohol.
    Algunos tipos de cáncer en sus etapas iniciales pueden no causar síntomas y si se detectan tempranamente tienen alta posibilidad de curación. Por este motivo se aconsejan estudios preventivos: a las mujeres, a partir de los 25 años, el PAP y a partir de los 50 años, la mamografía; a varones y mujeres mayores de 50 años, se les recomienda realizar el test de sangre oculta en materia fecal.
  • Si fumo pocos cigarrillos no tengo riesgo de contraer cáncer
    El riesgo de desarrollar cáncer aumenta a partir del primer cigarrillo que se fuma. De hecho, sólo respirar el humo que exhala una persona fumadora, implica mayores posibilidades de contraer enfermedades cardiovasculares, pulmonares y cáncer. La única cantidad segura de cigarrillos a fumar es cero.
    El tabaco es la principal causa evitable de cáncer, no sólo de pulmón sino de vías respiratorias altas, vejiga y páncreas, entre otros. Las personas que dejan de fumar poco a poco reducen las posibilidades de enfermarse.