13 de abril de 2024

Comienza un fin de semana «largo»

El fin de semana es el tiempo esperado para descansar, divertirse, encontrarse con familiares y amigos, hacer deportes, recuperarse para volver a trabajar, la lista es amplia. Y si el fin de semana que se aproxima es «largo» por lo feriados,  tenemos más tiempo para elegir qué hacer ó cómo reposar de la mejor manera.

 

Sabemos que el descanso es beneficioso para la salud física y mental. El reposo es positivo por varias cosas, entre ellas mejora la creatividad y el flujo de ideas.

Entonces un finde largo es una mejor oportunidad de mayor tiempo para dedicarle a cosas deseadas.

A veces conviene planificar algunas actividades para aprovechar esos días. «Se me pasó el tiempo y no hice nada, ni descansé tampoco», puede ser una frase que se escucha el lunes.

El viaje

Una opción elegida por muchos es hacer un viaje. Cerca o lejos, a visitar parientes o en plan de turismo.

La organización y los preparativos son estimulantes. Una de las cuestiones a tener en cuenta es el traslado, las rutas se congestionan, los plazos calculados para el viaje se modifican. Igual que las actividades programadas. A veces ese paseo se vuelve estresante y no se consiguen el descanso o la diversión buscada.

Desconectarse, relajarse, pueden resultar  casi utópicos.

Para evitar situaciones no deseadas es mejor prepararse con anticipación, disminuir las expectativas,  no ponerse mal si el clima no acompaña o si los planes no se concretaron tal cual lo pensado. Evitar la ansiedad, disponerse con el mejor humor posible y no perderlo!!

Sin alejarse de casa

Aprovechar para estar al aire libre, disfrutar de la naturaleza, realizar actividades físicas como ciclismo, caminatas, unirse a grupos de gimnasia, danzas o yoga en los espacios verdes.

Visitas a sitios conocidos y poco frecuentados o nuevos, sean parques, museos, teatros, cines, restaurantes. Siempre hay algo para ver o conocer.

El arte culinario. El finde largo es una oportunidad para cocinar, probar platos nuevos, compartir comidas con gente querida.

También estar en casa para mirar la película que queremos, leer, tomar un mate con más tiempo, dormir o no hacer nadaaaa.

Quizá la clave sea elegir actividades placenteras y también poder descansar, cuerpo y mente. Algo no tan sencillo a veces. Vale el intento.

El objetivo es disfrutar del feriado.