21 de julio de 2024

24 de octubre Día Mundial de la Poliomelitis

Cuando en el mes de octubre del año pasado comenzó la Campaña Nacional de Vacunación contra el sarampión, paperas, rubéola y poliomielitis, para muchos la poliomelitis era una enfermedad desconocida. Dicha campaña estuvo dirigida al grupo de niños de 13 meses a 4 años inclusive, población objetivo a fin de reforzar la protección con las vacunas triple viral (SRP) y la vacuna inactivada antipoliomielítica (IPV).

En nuestro país, entre los años 1953 y 1961, la poliomielitis afectó a más de 10.000 personas. Tuvo efectos desvastadores y en los hospitales se habilitaron los pulmotores para atender a los pacientes afectados.

A fines de la década del 50 se inició la vacunación y en 1984 se produjo el último caso de poliomielitis por virus salvaje en Argentina.

El 24 de octubre es el Día Mundial de la Poliomelitis en honor al nacimiento de Jonas Salk, científico estadounidense que desarrolló la primera vacuna.

Qué es la polio?

Es una enfermedad altamente contagiosa producida por un poliovirus que compromete al sistema nervioso central y puede producir parálisis.

Afecta fundamentalmente a niños y niñas menores de 5 años y hasta un 10% de los enfermos mueren por parálisis de los músculos respiratorios.

Es necesario destacar que no existe tratamiento específico, pero que se trata de una enfermedad erradicable, dado que el único reservorio es el ser humano y que se dispone de vacunas eficaces que inducen inmunidad duradera.

Desde 1988, la iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis a través de la vacunación, ha logrado reducir la enfermedad drásticamente en todo el mundo. A finales de 2018, solo se identificaron nuevos casos en Afganistán y Pakistán.

La vacuna anti poliomielítica parenteral (IPV o Salk) tiene potencia inmunogénica aumentada, induce la aparición de anticuerpos séricos IgM e IgG que neutralizan los virus durante la fase de viremia y evitan su pasaje a sistema nervioso central. La vacuna anti poliomielítica parenteral, que es la que se aplica en nuestro país está compuesta por tres tipos de poliovirus, los cuales han sido inactivados con formol.

La Estrategia para la Fase Final de Erradicación 2019-2023 manifiesta la urgencia de erradicar la poliomielitis declarada una emergencia de salud pública mundial en 2014.

Es importante que todos los niños tengan sus esquemas de vacunación completos, dado que, la disminución de las coberturas de esta y otras vacunas, pone en riesgo de reintroducción de enfermedades inmunoprevenibles a la población.