13 de julio de 2024

Los mosquitos pueden proliferar con las lluvias

Las lluvias abundantes y continuadas de los últimos días nos remiten a pensar que el agua se acumula en nuestras casas convirtiéndose en lugares propicios para los mosquitos.

El Ministerio de Salud Pública recuerda a la población reforzar las medidas de prevención contra el Aedes aegypti, vector transmisor de dengue, chikungunya, fiebre amarilla y zika, especialmente en este período lluvioso.

Aunque resulte reiterativo, es necesario siempre para que no nos descuidemos.

El Boletín Nacional Epidemiólgico da cuenta de tres casos de dengue autóctono en la semana 41 del año, es decir durante la primera quincena de octubre.

El mosquito Aedes aegypti habita en áreas próximas a las viviendas, y para depositar sus huevos y reproducirse necesita únicamente agua quieta, limpia y sombra o semi sombra.

¿Cómo ayudamos a eliminar el mosquito?

 

Debe tenerse en cuenta que el mosquito vector solamente deposita sus huevos en recipientes artificiales construidos por el hombre, y prácticamente nunca en charcos, lagunas, acequias, ni aguas servidas.

Es siempre el hombre el que facilita los criaderos que van a asegurar la permanencia del mosquito en las viviendas. Si se llegasen a eliminar todos los lugares que contiene agua, o sea los criaderos reales y potenciales, llegando el momento de desove, la hembra no tendrá lugar donde depositar los huevos evitándose la reproducción de estos vectores.

En cualquier centro urbano donde existe el mosquito Aedes aegypti como huésped indeseable, es posible bajar sus densidades a niveles que no signifiquen peligro para el inicio de un brote epidémico.

 

¿Qué acciones preventivas podemos hacer en nuestros hogares?

 

  1. Área externa de la vivienda: jardines, patios, veredas, zanjas o corredores de agua: localizar envases vacíos, botellas de vidrio/ plástico, tapas de gaseosas, juguetes viejos o fuera de uso, tarros, cubiertas, tanques conservadores de agua, bebederos de animales (se debe cambiar por lo menos dos veces a la semana limpiando las paredes). Terminada la inspección y colocando boca abajo todos los recipientes.
  2. Interior de la vivienda: deben localizarse en la cocina los depósitos de agua tales como tambores, tarros, tinajas, baldes en los cuartos. Prestar atención a floreros, frascos con plantas conservadas en agua (utilice en los floreros o frascos productos alternativos en lugar de agua como geles o arena húmeda), en el baño observar y tapar correctamente las descargas.
  3. En la parte exterior de la vivienda: se deben limpiar las canaletas de lluvia y observar si las mismas acumulan agua por estar desniveladas, si el tanque elevado está correctamente tapado y/o sacar todos los envases desechados que pueden acumular agua.
  4. Espacios lindantes: Si existe un terreno vacío, jardín público, parque, arroyo, orilla, si es una ruta o porción cultivada, deben inspeccionarse la búsqueda de inservibles, recolectarlos y desecharlos, en el caso de no poder desecharlos se debe destruirlos y baldíos; mantener los jardines desmalezados, destapar los desagües de lluvia de los techos y mantener las piletas de natación limpias y tratadas con cloro.