13 de abril de 2024

La crioterapia como tratamiento de múltiples patologías de la piel

Pasó noviembre con toda su campaña para la prevención del cáncer de piel. Pero no terminan los cuidados, deben seguir siempre, especialmente en nuestra región con tanta actividad al aire libre, con exposiciones permanentes al sol.

Los tratamientos para las lesiones precursoras del cáncer de piel pueden ser varios. Esta vez vamos a conocer  sobre la crioterapia,  un procedimiento en el que se usa frío intenso para congelar y destruir células precancerosas y tejido anormal. Para esto se aplica nitrógeno líquido.

Integrantes equipo de Dermatología del Hospital Escuela de Agudos Ramón Madariaga de Posadas nos cuentan en qué consiste.

Comienza la Dra. Jacqueline Zacharczuk, médica residente de segundo año.

«Con la críoterapia quemamos algunas lesiones de la piel. Se hace con nitrógeno líquido que está a menos 196 grados centígrados. La aplicación depende de las lesiones que tenga el paciente. Algunas son las que mejor responden a la crioterapia como por ejemplo para las queratosis actínicas y  las queratosis seborreicas.

Las queratosis actínicas son lesiones precancerosas. Las vemos en el examen físico. Se evalúa con el dermatoscopio y a veces cuando son lesiones que tienen un componente mixto, se realiza  biopsia. Una vez que tenemos el resultado, ahí aseguramos que sea una queratosis actínica para efectuar el procedimiento».

Nos agrega información la Dra. Camila Lezcano, también es médica residente e integrante del equipo.

«Es un procedimiento mínimamente invasivo, se hace por ambulatorio, en el consultorio de Dermatología.

Se quema la lesión con un vapor con nitrógeno líquido que se conserva en un termo y al aplicar al paciente sale ese vapor que genera un bloquecito de hielo sobre la lesión. No lleva anestesia, son unos segundos que dependen del tipo de lesión. Nosotros hacemos la aplicación, se genera el bloquecito de hielo y esperamos que se descongele.

El paciente tiene que realizar luego unas curaciones en su domicilio, con alcohol, dos veces por día.

Requiere un control posterior para ver la evolución de la lesión para ver si es necesario hacer nuevas sesiones de crioterapia.

En áreas del cuerpo expuestas al sol se debe tener mucho cuidado, usar protector y evitar exponerse al sol».

Pueden aparecer nuevamente?

Quien nos responde es la Dra. Gabriela González Campos, jefa del Servicio de Dermatología. «Estamos quemando con frío, se destruye la lesión cuando se tiene la certeza absoluta de qué se trata.

Se puede hacer también con verrugas y condilomas. Es una herramienta terapéutica con la cual interactuamos con distintos servicios como Ginecología, Urología.

Se destruye la lesión, no vuelve a crecer en el lugar, es justamente terapéutica. Para algunas lesiones se necesita más de una sesión.

Es una de las herramientas, se puede sacar con una cirugía, se puede quemar con frío, se puede quemar con calor. En general son lesiones epidérmicas de la piel para afuera.

La crioterapia es una herramienta que tiene múltiples usos terapéuticos.Y nosotros la aplicamos  acá en el Servicio de Dermatología».

Y no dejamos de recordar que siempre debemos considerar  el control de la piel,  hacer los chequeos una vez al año con un dermatólogo para revisar todo el cuerpo. Las lesiones sospechosas se puedan tratar a tiempo.

La Dra. González Campos dice al despedirse que «el paciente va a la consulta dermatológica por lo que se ve pero muchas veces no por lo que tiene,  que puede ser más importante o de mayor severidad. Por eso hay que revisar toda la piel».