13 de abril de 2024

Las legumbres nutren los suelos y las personas

Las legumbres son las semillas comestibles de las plantas leguminosas que se cosechan para ser consumidas.

«Las legumbres nutren a los suelos y a las personas”, es el lema elegido este año para recordar como cada 10 de febrero, el Día Mundial de las Legumbres.

Además de ser un gran alimento, contribuyen a los suelos sanos. La rotación de cultivos con legumbres puede mejorar la eficiencia del uso de fertilizantes químicos, se fija el nitrógeno de la atmósfera en el suelo, y contribuye a mejorar la biodiversidad y la fertilidad.

Forman parte de la gastronomía de gran parte del mundo.

Lentejas, garbanzos, porotos, maníes, arvejas, lupines, soja, son algunas de las más conocidas y consumidas.

 

El aporte de nutrientes

Contienen proteínas, fibra, hidratos de carbono, complejos minerales (hierro, potasio, calcio, magnesio, cinc, fósforo) vitamina B y antioxidantes.

Son la mayor fuente de proteínas de origen vegetal que existe: por ejemplo, unas lentejas tienen más proteínas por cada 100 gramos que la carne de ternera.

 

Para la salud

Incluir legumbres en nuestra alimentación reduce el riesgo de sufrir cáncer, enfermedades cardiovasculares, anemia, diabetes (ya que regula los niveles de azúcar en sangre), problemas de colesterol, problemas intestinales e hígado graso.

Tienen menos calorías y grasas saturadas que otras fuentes de proteínas, como la carne y los lácteos.

El gran contenido en fibra de las legumbres aumenta la saciedad y contribuye a estabilizar los niveles de azúcar e insulina en la sangre, reduciendo los picos después de comer y mejorando la resistencia a la insulina. Todo ello convierte a las legumbres en alimentos ideales para el control de peso.

Existe el concepto erróneo de que engordan, en realidad es un elemento básico de la alimentación  con múltiples beneficios.