13 de abril de 2024

El sexo seguro es placentero también

Los jóvenes pasan frente a la mesa ubicada en la vereda, se detienen, preguntan, escuchan, aceptan hacerse un test de VIH, reciben preservativos.

El equipo del Programa Provincial de VIH, ITS y Hepatitis Virales los atiende como lo hace en plazas, universidades, diversos sitios, realizando tareas de difusión, prevención y capacitación.

Claudia Barraza  forma parte del equipo y nos comenta que los jóvenes ponen menos barreras para hacerse los tests, concurrir a las charlas, recibir las pautas educativas.

«Esta apertura para aceptar  está relacionada con que desde chicos recibieron educación sexual en las escuelas.

Vienen con mayor aprendizaje y tienen naturalizado el tema. Desde pequeños aprendieron que las nenas tienen vaginas y los varones pene.
Es una apertura realmente que a nosotros nos beneficia. Cuando estamos en distintos lugares   los chicos se acercan y preguntan, llevan preservativos. Todo fluye  más».

Las personas adultas cómo reaccionan?

«A una persona más adulta le cuesta a veces nombrar las partes del cuerpo, inclusive cuando se le ofrece un preservativo tienen un poco de de recelo a la exposición, o responden » qué va a decir mi mujer o mi marido».

En la escuela se habla con los alumno sobre educación sexual, los docentes participan y comparten. Y a los padres  seguramente facilita si no saben cómo afrontar la conversación con sus hijos. Muchos se cohíben, la mamá le deja al papá al varón y ella habla con la nena.

Los jóvenes tratan con normalidad porque somos y venimos de una sexualidad».

Prevención y acceso a la atención

El Programa de VIH ITS y Hepatitis Virales tiene su sede en el Hospital Baliña de Posadas. Allí se ocupan entre otras actividades, de la atención, seguimiento, control, diagnóstico de las personas con esas patologías.

«Nos ocupamos de  la atención, detección, diagnóstico, control y seguimiento médico, entrega de medicamentos.

Una vez que se hacen los testeos a la persona, depende del resultado, si es negativo siempre insistimos con los cuidados y si es positivo, se le hacen el acompañamiento y el seguimiento. Con turnos protegidos tanto para el laboratorio y para el médico.

Es importante que el paciente continúe en el Programa, la adherencia es fundamental».

La sexualidad responsable

Claudia Barraza explica que» es sumamente conveniente para el futuro de los jóvenes. El sexo seguro es placentero también. Desde nuestro lugar tomamos la prevención como primera herramienta.

 

Usando una barrera se puede tener una sexualidad absolutamente completa. Y se evita

tener un sistema inmunológico comprometido».