21 de julio de 2024

El daño del glaucoma es irreversible

La jornada tuvo amplia respuesta. Muchas personas concurrieron al Hospital Madariaga de Posadas en la jornada de control de glaucoma para recibir atención.

La campaña Nacional de Glaucoma es organizada todos los años por el Consejo Argentino de Oftalmología (CAO), la Asociación Argentina de Glaucoma (ASAG) y la Fundación para la Investigación de Glaucoma (FIG), a propósito del Día Mundial del Glaucoma que se celebra el 12 de marzo.

Por segundo año el Hospital Escuela Dr. Ramón Madariaga participa en la sinergia de control y prevención ocular de esta patología. Desde las 8 y hasta pasadas las 17 atendió a los pacientes el pasado viernes.

El glaucoma es una enfermedad por lo general silenciosa que no genera síntomas. El paciente no puede darse cuenta cuando la presión ocular está alta y es una enfermedad que genera un daño irreversible. Se puede llegar a perder completamente la visión si no se detecta tiempo.

La Dra. Débora Bakofski, médica del Servicio de Oftalmología del Madariaga explica sobre la importancia de control ocular.

Hacemos estas campañas para detectar pacientes que puedan llegar a ser sospechosos. Así llegamos a un diagnóstico temprano porque cuanto antes lo hagamos más visión se va a conservar.

Una consulta anual

Siempre se recomienda a los pacientes una consulta oftalmológica anual en la cual se mide la visión, se toma la presión ocular y se visualiza el nervio óptico que es justamente lo que se deteriora en el glaucoma.

Algunos pacientes tienen factores de riesgo para el glaucoma, como por ejemplo antecedente familiar, diabetes mal controlada, un golpe o un traumatismo en el ojo que no tiene que ser reciente, y la edad.

La Dra.  Bakofski  reitera que para evitar el daño ocular irreversible  se realizan estas campañas. Como un manera de difusión en la comunidad.

Enseña que el tratamiento del glaucoma es para retrasar o detener el daño en los ojos. Generalmente se realiza con gotitas que se aplican diariamente. Es crónico y las gotas  no pueden aplicarse un tiempo y dejarlas, son para siempre. Existen alternativas con láser y cirugías.

Muchas personas desconocen qué es el glaucoma. Los médicos del Servicio de Oftalmología  además de revisarlas, les explican y en caso que encontrar algún síntoma sospechoso en la visión,  organizan los turnos para derivación y mayor atención. La idea es captar a los pacientes y ordenarlos de acuerdo al diagnóstico