13 de abril de 2024

Qué podemos hacer cuando nos fallan la memoria y la atención?

Nos olvidamos de algunas cosas? sentimos que nos falla la memoria? tenemos mucha información pero a veces no la recordamos?

A partir de unas sencilla preguntas, entramos en el área de la neuropsicología. Es una rama de la psicología que estudia la relación entre el cerebro y la conducta. Se ocupa de conocer el estado cognitivo en situaciones de falta de memoria, capacidad de aprendizaje, funcionamiento emocional, entre otros síntomas.

Consultamos a la Lic. Lorena Moneta, psicóloga, máster en Neuropsicología Clínica, con una amplia formación y experiencia. Realiza terapias para niños, adolescentes y adultos mayores, evaluando a través de tests de capacidades, de inteligencia y de lectoescritura. Atiende pacientes con trastornos como demencia y trastornos mentales orgánicos (TMO).

La Lic. Moneta comienza su relato explicando sobre la neuropsicología.

Es una disciplina que unifica aspectos neurológicos, del estudio del cerebro y de los comportamientos del ser humano.

Los comportamientos se exploran a través de nuestra memoria, de nuestra atención, de la conducta en general, estado anímico, lenguaje, la visomotricidad.

Son todas funciones que tienen su localización en nuestro cerebro. A través del estudio de estas funciones se puede llegar a conocer en qué estado se  encuentra.

Los neurólogos, psiquiatras, psicólogos, piden estos estudios e incluso ahora la gente los está haciendo de manera espontánea, para conocer el funcionamiento de su memoria.

Lo bueno que tienen es que reflejan cambios que muy sutiles. Muchas veces impactan tres cuatro años después en una tomografía o en una resonancia.

 

En qué consisten los estudios?

Primero hago una entrevista en la cual se explora cómo está el paciente, cómo siente su memoria, si le cuesta encontrar palabras, vemos su atención en general. También se observa el comportamiento en lo cotidiano. Por ejemplo en situaciones de olvidar las llaves, los papeles.

Muchas veces son cuestiones normales para la edad de las personas.

Son todas pruebas que están estandarizadas, avaladas científicamente y tienen puntajes por edad y escolaridad.

No es sólo la edad, también el nivel de estudios a lo largo de los años. Por ejemplo 60 años, universitario completo, y en función de eso busco los resultados de los tests que administro.

Si es adecuado a la edad, si está por encima y tiene un muy buen funcionamiento.

No es lo mismo la reserva cognitiva que va a tener una persona que estudió mucho a lo largo de su vida, que alguien que por ejemplo hizo un primaria solamente. Pueden ser  neuronas que no están muy ejercitadas.

La reserva cognitiva hace que ante los síntomas de alguna patología tarde más tiempo en hacer efecto.

 

Pueden existir otras causas de acuerdo a las circunstancias de cada persona?

El individuo además de sus funciones cognitivas, tiene todo un bagaje de personalidad y de cuestiones anímicas, de situaciones vitales que ocurren, y en función de eso se interpreta el resultado.

Es súper importante la entrevista, no sólo al paciente, también a un familiar  que brinda información sobre lo que observa.

 

Es posible vivir varios años sin un diagnóstico ?

Hago mucho diagnóstico de trastorno por déficit de atención en los adultos. Ocurre  muchísimo. No han sido diagnosticados y les genera  impacto en su vida cotidiana. Algunos no se acuerdan de las cosas, no se pueden organizar,  les va mal en su trabajo, en sus estudios. Vemos en consultorio muchos Asperger que es el trastorno del espectro autista. A veces es un diagnóstico muy difícil de detectar porque tienen un alto funcionamiento pero tienen algunas cositas a nivel social.

 

Cuáles con las consultas más frecuentes?

En adultos mayores, es el deterioro cognitivo asociado a cuestiones de demencias, ya sea Alzheimer u otras patologías.

Y los olvidos?

Son disminuciones, dentro de todo benignos. Está el olvido patológico que se asocia más a cuestiones neurodegenerativas. Para eso es muy importante hacer una evaluación para saber qué tipo de olvidos se tiene.

Puede haber trastornos neurocognitivos, secuelas de ACV, traumatismo de cráneo por accidente.

También puede darse por el estrés, se ve mucho en la adultez joven.  Entre los 40,50 años, hasta los 60. Es una etapa productiva del ser humano donde no se piensa en la salud y se trabaja mucho, con multiplicidad de pensamientos y de acciones. Ahí se producen olvidos también.

Depende del contexto. Otros con vida más tranquila si tienen olvidos puede ser por depresión, por ansiedad.

 

Cuándo se empieza a pensar en un trastorno neurocognitivo?

Más probablemente a partir de los 60 años o más. Hay mayor probabilidad y va aumentando cada cinco años. De acuerdo a los resultados, se deriva a un neurólogo o si el pedido es de un psicólogo, hago la devolución indicando cuál sería el bordaje ideal para ese paciente.

 

En qué consisten las evaluaciones?

Son  varias pruebas. Uno de los campos es la memoria. Se brinda al paciente por ejemplo una lista de palabras para repetir varias veces.

Con eso se explora la capacidad de aprendizaje. Y después de un tiempo, por lo general es 45 minutos, se le vuelve a preguntar qué recuerda de eso.

La prueba de memoria es muy importante. Cinco años antes más o menos de que aparezca la enfermedad de Alzheimer, se observa un descenso en estas funciones, entonces ya se puede ir haciendo un seguimiento.

Se evalúan también la atención y la capacidad de tomar decisiones, de prestar atención, de hacer varias cosas al mismo tiempo. Y en función de eso poder organizar y planificar. Una disminución en este aspecto indicaría un mayor compromiso.

 

No es para asustarse, pueden ser varios los motivos.

Nuestros pensamientos pueden estar muy cargados con varias cosas en paralelo que influyen en lo que estamos haciendo. Eso es atencional, no de la memoria.

La memoria es olvidar dónde guardé algo importante, o lo que aprendí últimamente. Las personas que tienen afección  se suelen acordar de lo viejo y no del día a día. Es porque les sucedió cuando eran más chicos y funcionaban bien sus áreas cerebrales.

 

No todo olvido implica una enfermedad. Se puede estudiar y ver qué sucede.

Se puede hacer  estimulación cognitiva. Es un tipo de tratamiento para ejercitar la memoria, la atención, el lenguaje, a través de ejercicios

Es bueno estudiar un idioma, aprender a tocar un instrumento.  Ayuda a fomentar las funciones cognitivas.

 

Es posible retrasar algunos procesos?

Si, en algunas personas mucho tiempo, en otras menos, pero lo frena. Si es neurodegenerativo los médicos dan una medicación.

Cuando son cuestiones anímicas, indico psicoterapia. En algunos casos recomiendo la meditación con atención plena que ayuda a mantener la atención en el presente.

Cuando los pacientes ven que es algo emocional, se relajan y no hacen psicoterapia. Vuelven al año siguiente con peor desarrollo.

 

Sabemos que se puede prevenir.

Sin dudas. Existen muchos talleres en diversos lugares como los centros de jubilados, en el IPS, la Municipalidad de Posadas. Permiten prevenir y poder hacer cosas para que no sigan descendiendo de las funciones cognitivas.